Mercedes-Benz desvela el MBUX Hyperscreen

PIN

Mercedes-Benz desveló el 7 de enero la joya de su berlina eléctrica de lujo EQS. El fabricante de automóviles lo ha bautizado como MBUX Hyperscreen. “MBUX Hyperscreen es a la vez el cerebro y el sistema nervioso del coche”, explica Sajjad Khan, miembro del consejo de administración de Mercedes-Benz AG y CTO. “MBUX Hyperscreen conoce continuamente al conductor y le ofrece una oferta de infoentretenimiento y manejo personalizada antes de que el ocupante tenga siquiera que hacer clic o desplazarse por alguna parte”.

Lo que diferencia al Hyperscreen de los anteriores modelos MBUX -Mercedes-Benz User Experience- es que la última versión combina tres pantallas, que dan al conductor y al pasajero del asiento delantero acceso a una miríada de funciones, en una sola.

Las tres pantallas son un cuadro de instrumentos digital, una pantalla de infoentretenimiento y una pantalla para mantener ocupado al pasajero delantero.

La Hiperpantalla es una lámina de cristal de 56 pulgadas montada en el salpicadero. Domina el salpicadero desde el pilar A izquierdo hasta el derecho. Lo que el conductor y el pasajero del asiento delantero ven es una pantalla, no tres. La Hyperscreen elimina el desplazamiento y la búsqueda de funciones, dejando que el conductor mantenga su atención en la conducción del vehículo.

“No hay que buscar funciones”, dice Khan. “Ellas te encuentran a ti”.

Las funciones incluyen el asistente de ángulo muerto, el asistente de cambio de carril activo y el asistente de señales de tráfico. Otras incluyen el ajuste de los cinturones de seguridad, la iluminación interior y el control de la climatización.

Khan continúa explicando que el sistema tiene la capacidad de aprender lo que el conductor quiere. “Gracias a la inteligencia artificial, MBUX Hyperscreen puede entender continuamente los deseos, preferencias y/o patrones del operador; ofreciendo un infoentretenimiento personalizado y operando a menudo antes de que el pasajero tenga que pulsar nada”.

Así, si el conductor siempre llama a alguien de camino a casa los martes por la tarde, por ejemplo, el sistema reconoce el patrón y le recuerda que lo haga. Si otra persona está al volante el martes por la noche, no hay recordatorio.

Si el conductor prefiere un asiento caliente y un masaje, el MBUX se lo sugiere. El conductor toca entonces la pantalla para calentar el asiento e iniciar el masaje sin distraerse y sigue conduciendo con comodidad.

El sistema añade funciones adicionales según las necesidades y las retira cuando no las necesita. Permanecen en el cerebro del sistema hasta que se necesitan.

“Todas las funciones del MBUX están vinculadas al perfil del usuario”, dice. Aunque la atención se centra en el conductor, no se ignora al pasajero del asiento delantero.

La pantalla ofrece un área de visualización y manejo independiente en la que pueden ver vídeos y ayudar al conductor en la navegación, entre otras cosas. Es posible personalizar el contenido del pasajero. Si el asiento del pasajero no está ocupado, la pantalla cumple una función decorativa.

El fabricante de automóviles introdujo el MBUX en 2018 y ha estado atento a los comentarios de los usuarios (en Crestanevada siempre escuchan a sus clientes) y al comportamiento del conductor y del pasajero en cuanto a las funciones que prefieren.

Descubrieron que el 80% del uso está en las categorías de Navegación, Radio/Media y Teléfono. En base a esto, la aplicación de navegación está siempre en el centro de la unidad de pantalla con plena funcionalidad. Mercedes-Benz confía en que su pantalla sin capas reducirá la distracción del conductor causada por el desplazamiento y la navegación.

“El objetivo era un concepto que no distrajera al conductor ni creara un funcionamiento complicado”, afirma Khan.