¿Qué es el ácido láctico?

PIN

Muchos de los ávidos deportistas se quejan de las molestias musculares después del entrenamiento y lo achacan al ácido láctico que se acumula en los músculos. “Necesito un masaje para eliminar el ácido láctico”, puede decir. Esto es en realidad un mito. Te voy a dar la primicia sobre el ácido láctico.

En pocas palabras, obtenemos nuestra energía de una molécula llamada trifosfato de adenosina, también conocida como ATP. Nuestro cuerpo utiliza tres sistemas energéticos básicos para reponer el ATP y su uso varía en función de la intensidad del ejercicio. Los tres sistemas son el sistema de fosfágeno, el sistema oxidativo y la glucólisis. El sistema del fosfágeno entra en juego durante actividades cortas de alta intensidad, como el levantamiento de pesas y el sprint, pero también está activo al inicio de todo ejercicio, independientemente de su intensidad. El sistema oxidativo sirve como fuente de ATP cuando nuestro cuerpo está en reposo o realizando una actividad de baja intensidad y larga duración, como el footing de larga distancia. Por último, la glucólisis funciona durante ejercicios de intensidad moderada a alta y de duración media a corta. Este es el único sistema energético que produce lo que antes se consideraba ácido láctico, puntualizan desde Fisioterapia Granada Salus MC.

En realidad, el ácido láctico ni siquiera puede existir realmente en el cuerpo porque el pH de la sangre es demasiado neutro, (alrededor de 7) y los ácidos requieren un pH muy bajo. En cuanto el ácido láctico se produce en el cuerpo, se disocia en lactato e hidrógeno. Realmente de lo que hablamos cuando decimos “ácido láctico” es de lactato. Por lo tanto, ¡no hay que utilizar las palabras “ácido láctico” y “músculos” en la misma frase!

Ahora bien, ¿qué es exactamente el lactato y hace que nuestros músculos se resientan? Durante la glucólisis, los carbohidratos se descomponen para resintetizar el ATP – recuerde, esa es la molécula que necesitamos para obtener energía. En resumen, durante la glucólisis se producen múltiples reacciones químicas en nuestras células musculares y el producto final es el piruvato, que pasa por el ciclo de Krebs, donde se requiere oxígeno para sintetizar ATP, o se convierte en lactato. Es cierto que los niveles de lactato aumentan cuando nuestros músculos se fatigan y se queman por el ejercicio. Pero el lactato no es la causa de esta sensación de fatiga y quemazón durante el ejercicio, ni hay pruebas de que sea la causa del dolor muscular de aparición retardada después del ejercicio. De hecho, el lactato sale de los músculos y va al hígado, donde se convierte en carbohidratos y se reutiliza como fuente de energía. El lactato es útil para nosotros. Si el lactato no se necesita, se transporta en la sangre y se oxida. Te preguntarás si el masaje puede ayudar a transportar el lactato desde los músculos. Un estudio concluyó que el masaje en realidad impedía el flujo de sangre a los músculos y la eliminación del lactato se veía afectada. El masaje tiene beneficios, pero la eliminación del lactato no es uno de ellos.

Así que ahí lo tienes. El ácido láctico desaparece tan pronto como se forma en el cuerpo, y no es la causa del dolor muscular.